¿QUIÉN LO ASESINÓ? #CrimenesIlustrados2

Este es el segundo crimen Ilustrado por parte de Modesto Garcia y Javi De Castro. Así que si te gusta este tipo de posts, tenéis la forma de cómo apoyarme en la página principal. Si no leísteis el anterior, aquí os dejo el link ¿ASESINATO O SUICIDIO?

EUryDQ2UUAAWcPJ

Este lo voy a hacer un poco más a mi estilo, por el simple hecho de que quiero variar en personajes, para darle otro punto y originalidad a la historia. No sé como lo haré en los siguientes, así que estad atentos a ello.

A simple vista veo el cadáver encima de la mesa de café, sin una gota de sangre que indique que fue asesinado allí mismo. Por no decir, que cuando alzo mi mirada, veo una ventana rota. Miro hacia mi derecha y observo el rostro afligido de Ricardo, que así es como se llama, que no quiere responder a nada, sin un abogado delante. Cosa la cual respeto. A simple vista, veo que hay unas fotos y una urna, una librería con un libro sacado y me fijo en las otras dos miembros de la familia. La madre de Ricardo, está en shock, no quiere responder y parece ser que la mujer de Ricardo, que cuyo nombre es Felicia, no sabe lo que ha ocurrido y porta su bebé en las manos, mientras lo intenta calmar. Hay muchos detalles en la escena del crimen, el arma homicida es un cuchillo, parece decorativo, de alguien que le encantan las reliquias, alguien que fue un explorador. Hecho un vistazo a mi alrededor, pero por algún casual, tengo frío y decido acercarme a la chimenea.

 

 

Intento alcanzar los trozos, pero me quemo y estos se deshacen entre las llamas. Gracias a dios, tengo mucha memoria y recuerdo el titular principal del periódico, me giro hacia ellos e intento preguntar, si saben algún detalle de un bebé robado. Pero nadie responde, como si no supieran del tema, así que con ironía aseguré que a lo mejor estaban dolidos porque no sabían el paradero de algún familiar que posiblemente falleciese en el Titanic. Parece que no les hizo gracia esa afirmación, así que me disculpé profundamente. 

Mis ojos, no pueden evitar mirar hacia otro lado que encima de la chimenea. Todo ese altar en honor a un hombre, que supuse que era el padre de Ricardo. Aun tenía dudas de quién era, pero era un hombre de pocas palabras, así que supongo que en algún lugar encontraría la información, con esa idea echada a un lado, recojo uno de los marcos.

La primera foto que cogí, era una imagen familiar, muy peculiar, de las que siempre me encontraba en esos hogares, que parecían perfectos, pero tenían un cadáver encima de la mesa de café. Nadie tiene ganas de tener un cartel en la frente que diga asesino o asesina, entonces es obvio que tienen sus propias vidas. Sin darme cuenta, dije esas cosas en voz alta, algo que incomodó a la madre de la familia y me replicó, pedí disculpas y observé la otra foto. El hombre fallecido, que era el padre de Ricardo, parecía un hombre serio y estricto, lo miré y este no me dedicó ninguna mirada. Le espeté que no tendría que haber sido fácil vivir bajo el brazo de un hombre como él. Suspiré y mire hacia la izquierda, un libro sobresalido, una nota entre el, era algo interesante.

Tomé la foto, era sorprendente el enorme parecido que tenía con su hermana. Observé a Felicia, pero no quiso responder sobre cual era su relación, si buena o mala, ella simplemente consoló el niño que estaba algo nervioso. Tomé el libro y una nota cayó al suelo, la recogí y cuando lo vi, sentí curiosidad por saber qué era. No tenía tiempo para perder, así que me dirigí hacia el escritorio y ante la falta de una silla, simplemente apoyé el libro sobre él y deposité el papel al lado. Saqué una pequeña pluma de mi bolsillo y decidí jugar a encontrar el tesoro.

Lo sentí por si el libro tenía algún tipo de valor sentimental, pero el trabajo era el trabajo. Aproveché el mismo pedazo de papel y escribí el mensaje debajo de las coordenadas. Aclaré mi voz con un poco de tos y enuncié el mensaje. <<Hola, A. Cómo habíamos acordado, uso mensajes encriptados, por si encuentran estas cartas. Llevas semanas infiltrado, pide el dinero y vuelve pronto>>. 

Esto perturbó un poco a la familia. No entendían que es lo que estaba ocurriendo, pero yo sí. El móvil del asesinato era que lo habían descubierto. No sabía el nombre del mayordomo, tampoco era algo que me iban a responder con toda la tensión del momento, pero me fijé en el escritorio y allí encontré detalles interesantes.

Miré a Ricardo, diciendo que tenía un trabajo muy interesante, que de seguro que estaría al tanto del robo del bebé. Pero sin recibir respuesta, seguí observando detalles. Un reloj que marcaba la hora de las once en punto y unas fotos que me llamaron la atención. Eran en la misma esquina dónde se encontraba la librería. Caminé hacia ella, para comparar la perspectiva, a lo que pude ver algo que faltaba en el lugar. Me fijé en la empuñadura y bingo, el cuchillo de normal estaba encima de la librería. Volví y tomé la carpeta de contratos de empleados del hogar, el mayordomo tenía la misma inicial en su nombre y sonreí. Dejé todo en su sitio y cerré el libro mientras me apoyaba en el escritorio.

La incertidumbre los corrompía. Solo habían dos personas que sentían el carcoma por dentro de sus entrañas. Los nervios les estaban jugando una mala pasada, pero ya no me hice de esperar. Anuar, el mayordomo, se infiltró en la casa, a ordenes de alguien desconocido, por una pista que se tenía del bebé robado. Señalé al niño que tenía Felicia entre sus manos. Interceptó una de las cartas, descubrió el mensaje y ante los nervios, no pudo evitar la idea de asesinarlo, cogió el cuchillo, que es la única la cual puede alcanzarlo. Esperó el momento de asesinarlo en otro lugar, porque aquí no hay sangre, arrastró el cuerpo hasta aquí y le explicó a su marido lo ocurrido. Este se acercó al cristal y lo rompió, ante un intento de simular un robo, pero no hay nada de valor sustraído, son ricos, Ricardo es dueño de un grupo sanitario privado, pero nada está fuera de su sitio. El cajón esta abierto, pero es porque le pilló haciendo cosas. 

Mi veredicto final es, que Felicia asesinó a Anuar, por el miedo de perder a otro de sus hijos, ya que la foto del escritorio, que es una bastante entrañable y familiar, no está junto a las otras, si no de cuando ya tienen al niño entre sus brazos. Ricardo, al ver a su mujer desesperada, decide cubrir el asesinato y ser cómplice de ello.

Una respuesta to “¿QUIÉN LO ASESINÓ? #CrimenesIlustrados2

  • Harold Urrego
    3 meses hace

    Buenas
    A mi parecer anuar fue asesinado por. La hermana de felicia en venganza a la familia ya que la separaron y rechazaron y su idea era incriminar a su hermana y esposo por eso rompió el vidrio y dejó el cuerpo en la sala, además ella ayudó a infiltrar a anuar desde un principio vendiendo la idea de que ellos tenían al beb robado pero sólo era una mentira para iniciar su macabro plan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *