¿QUÉ HE ESTADO VIENDO? #1

Sé que antes realizaba como una crítica directa hacia una serie o película, centrándome únicamente en ella, pero no os preocupéis, esto no lo dejaré de hacer, porque me gusta mucho hablar de los pros y los contras de una obra. En este post, diré que sensaciones he tenido al verla, así lo que más me ha sorprendido, es decir, desde una perspectiva menos “cinematográfica”. Todas las series puedes verlas en netflix.

En primer lugar, vamos a hablar de Curon, una de las series que está basada en algo “real”.

La historia trata de unos hermanos, que viajan al pueblo de su madre, ya que ella necesita buscar respuestas al supuesto suicidio de su madre. Los jovenes, se encuentran en un lugar lúgubre, anclado casi en el pasado, debido a las leyendas que recorren las calles de Curon, en referente al campanario que sobresale del lago. Quién escuche las campanas, se vuelve absolutamente loco y suceden cosas extrañas.

Realmente no voy a hacer spoilers, ya que cuando hable expresamente de esta serie en otro post, me pondré a teorizar y esas cosas, pero la sensación que me dio, es que tuve demasiadas expectativas, pero no me malinterpretéis, porque merece la pena verla, aunque está muy sobrevalorada como para compararla con Dark, ya que de momento, no ha cogido el nivel y la relevancia (a mi parecer) que tuvo dicha serie.

Lo más sorprendente, es que la leyenda urbana, no solo es una invención para la ficción, ya que está inspirada en una historia que se cuenta de verdad, ya que Curon, si que existe. 

Se cuenta que aunque las campanas se retirasen, cuando hace frío y se congela el lago, cuando te acercas caminando por encima del hielo, puedes escuchar el repique de las campanas.

Lo siguiente de todo, es nada más y nada menos, otra de las historias basadas en una realidad bastante triste, que fue el precedente para que todos los miembros de la comunidad LGTB pudiéramos tener los derechos, que a día de hoy tenemos, pero no solamente ellos, si no también las personas negras, aunque la situación no esté bien en este momento (más adelante opinaré, no se si en un post o en vídeo). Sí, vamos a hablar de Pose, la segunda temporada.

Esta es una de esas series, que más sentimientos encontrados me causan, ya que lloras y ríes, hasta en algunas ocasiones, lo haces a la vez y te causa una sensación de incertidumbre, pero para bien. No sabes que es lo próximo, te sorprende y siempre es para bien, es bizarra y a la vez correcta, tratando todos los temas con respeto.

Sida, discriminación racial y/o sexual, falta de oportunidades, drogas… y sobre todo, sororidad. Cada uno de los personajes de esta historia, tienen unos caminos tan diferentes, muchas diferencias, pero hacen lo que sea por siempre mantenerse unidos y crear una familia.

Las diferencias crean conflictos y se resuelven de una forma inteligente y tierna, como la vida misma. 

También te acercan un poquito más a la historia del “voguing” y los “balls”, puntos de encuentro y salvación para la juventud racial y lgtb, en unos años marcados por el sida, la discriminación, la ignorancia y la pobreza. Una oda a la supervivencia en toda regla.

Y por último, pero no menos importante, tenemos la segunda temporada de The Order.

Esta es la que menos expectativas tenía y me ha sorprendido con creces. Los personajes, los recurrentes, han evolucionado a lo largo de la serie de una forma impresionante.

En la anterior temporada, en ciertos momentos me llegaba a aburrir, pero en esta cada vez me enganchaba más y la calidad ha aumentado con creces.

Además, han incluido nuevos personajes, así como enemigos, que le dan otro toque a la serie, ya no es una pelea única entre dos bandos, ahora hay muchos frentes abiertos, hasta una de las protagonistas, se vuelve en una villana increíble, flipante.

Si te ha gustado lo que has leído y quieres saber cómo apoyarme, te invito a que pases por la página principal y si te apetece, puedes seguirme por twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *