POR UN FEMINISMO MÁS CRÍTICO

Y empezamos la semana, hablando del pasado 8M. A mi parecer, aunque la participación inmensa me emocione, hay hechos dentro de esta reivindicación que me han decepcionado bastante. En primer lugar, que se utilice esta manifestación como si se tratara de una fiesta. 

Mucha gente, entre las que me incluyo, veo esto innecesario y más por la situación en la que se vive este país. Y no, no sirve la excusa de que era un baile reivindicativo, para conmemorar que todo haya salido bien, porque en esa burbuja en la que se encuentran, al día siguiente se pincha y en Valencia, otra víctima ha sido asesinada por su pareja. Y no, no es culpa de las asistentes ese hecho, pero a mi parecer, sí que lo son de la falta de empatía. 

Oye, que si quieres celebrar una manifestación con “buenos resultados”, porque esta cuestión tiene ciertos matices, te juntas con tu grupo de amigas y compañeras, en la casa de alguien o en alguna discoteca, y ahí os hartáis a beber y celebrar, pero no en esta situación y en base a los hechos que han ocurrido en esta, que no se han reflejado en los medios de comunicación, porque son cosas que al ojo mediático y postureta, nadie ve.

Al igual que muchos ídolos masculinos se me han caído por sus actitudes y hechos machistas, alguna que otra mujer, sea del ámbito que sea, se me ha caído por su visión “feminista” y es el caso de Patricia Lopez, una gran periodista. Yo, soy capaz de separar obra de autor, voy a elogiarla por su gran trabajo con el caso Villarejo, sin embargo debo señalar el tremendo error que comete al situarse junto a las terfs, que son feministas radicales transexcluyentes. 

Las “abolos”, para poner en contexto, son aquellas que están en contra de la prostitución y pornografía, por el mercado ilegal y esclavista que hay en ambos sectores. Dentro de este, un pequeño y escandaloso porcentaje, son terfs, término que ya expliqué, sobretodo blancas y burguesas, que nunca han vivido una situación similar a esta y que se sitúan en un parámetro, sin unos argumentos críticos y estar por estar. Nuria Alabao, que es una mujer que ha hablado sobre cómo este sector intentó dinamitar el orden de toda la manifestación (y en el vídeo de arriba, festejaban porque todo “había ido bien”, vaya que sí), le responde como ya podeis leer, que no es lo mismo resistir que agredir, porque te digo, solo se ven pintadas y “rajadas” de pancartas, que se pueden hacer tomando un pliegue de papel con cada mano y rasgar en direcciones opuestas, nada más, ni navajas ni nada parecido, a lo que responde Patricia que rasgar una pancarta no es nada pacifico, como si yo que se, eso fuese más sano que intentar saltarte las normas por tu coño moreno y provocar una confrontación.

Aquí ya hace una odiosa comparación, que es de sinvergüenza de manual. Como buena periodista que eres, en vez de preguntar a Nuria por lo ocurrido en Barcelona, tiraría de archivos y me plantearía hacer una buena investigación ¿Qué te elude a hacerlo? ¿No quedar bien con tu sector de conocidos? Si pudiste hacerlo con Villarejo ¿Por qué no investigar algunas personas del interior de las abolicionistas? ¿Qué te para a hacerlo?

 

“Kill the terf” es como “Kill the nazi”, esos con los cuales las comparas, porque es un mensaje político, pero no es literal, es en un sentido figurado. Creo yo, que como buena periodista que eres, las metáforas las tendrías que tener a la orden del día, así como los sentidos figurados, que son muy utilizados a la hora de tergiversar la información ¿No? 

De hecho, gente de VOX se puso muy pero que muy de acuerdo en las palabras que decía Lidia Falcón, que se oponía a la existencia de las personas trans, porque no cree en ello y hacía comentarios muy hirientes, en espacios creados por gente de “izquierdas” y que les daban cancha ancha a decir lo que quisieran, pero menos mal, que en uno de ellos, que se trata de Todo es mentira, estuvo Elsa Cómica para pararle los pies, porque el señor Juan Carlos Monedero “En la Frontera”, solo supo callar y nada más. Recordemos que es uno de los fundadores de Podemos, actualmente Unidas Podemos y que son muy “feministas”.

 

La siguiente, es una persona que no conozco de nada y una clara representación de lo que supone este tipo de pensamiento, un cero a la izquierda. Me refiero a lo terf, no a lo abolicionista, para que no se me malinterprete y me llamen queerputerx, porque os aseguro que nunca me iría de putas, ni aunque tuviera un millón de euros, por el simple hecho de que es una mafia todo lo que hay ahí de tras, que financia a la trata de personas y al narcotrafico, otros sectores que destrozan vidas.

Muchas dirán que no tiene nada que ver las trans, pero que casualidad que en un movimiento en contra de la prostitución, salga la palabra “Queer”, que esta es la que siempre se ha utilizado para referirse a la “ley trans”, os lo digo, las casualidades solo existen en las películas y querida mía, en la realidad, la prostitución quien más la sufre son mujeres trans y racializadas, y sin embargo os olvidáis de ellas. 

“Agresiones machistas” y se adjunta una foto, de una mujer con facciones masculinas y una camiseta que pone “kill the terf” ¿Lo vuelvo a repetir…? Las casualidades… ya, sé que no hace falta, pero puede que haya gente a la cual no le haya quedado claro. Pues esta tal Nuria, un poco transfoba si que será ¿No? Si se siente muy atacada por esa camiseta… no digo nada y lo digo todo.

 

La siguiente si que es más conocida, es una recurrente de estos ambientes, nuestra querida Barbijaputa que pues se queja de que reducir todo el movimiento feminista a la representación de un coño no es transfobo para nada, no excluye a las mujeres que tienen pene, para nada… son cosa de los demás, eso de reducir a las mujeres a un organo genital, solo es hablar de anatomía, claro que sí.

No tengo nada en contra de los coños, tengo uno y bien bonito, orgulloso de ello, sin embargo ¿La primera vez que hablais de vuestra propia anatomía? ¿Y la procesión del coño insumiso que es? 

Me gustaría que alguien me explicara (no hace falta, lo sé de sobra, pero es para ponerle más suspense a la cosa) qué significa este símbolo en las manifestaciones feministas:

Esto es algo que ya venimos reivindicando desde hace bastante tiempo, por lo menos desde 2018, en que relacionar un coño con la mujer, es algo muy excluyente, al igual que las doctrinas de “polla violadora a la licuadora”, porque al igual que una mujer no se define por su genital, un genital no comete un delito, porque hay muchas personas con pene que nunca han decidido cometer dicho delito, sea del género que sea. 

 

Y seguiría alargando este post, pero sería demasiado largo, así que mañana publicaré la segunda parte, estad muy atentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *